Cristian Pollizzi y Agustín Rodríguez Álvarez

Con el proyecto «Microturbina Tipo Turbo de Eje Vertical», los chicos de la EPET 4 de Junín de los Andes fueron reconocidos por la Organización de los Estados Americanos en Pittsburg, Estados Unidos. Además, obtuvieron el 2º lugar de la Feria Internacional Intel-ISEF en la categoría de energía física.

El equipo argentino que participa en la Feria Internacional de Ciencias Intel-ISEF 2015 recibió la más importante distinción que otorga la Organización de Estados Americanos (OEA) en Pittsburg, Estados Unidos. Los estudiantes distinguidos son Cristian Pollizzi y Agustín Rodríguez Álvarez, ambos de 19 años, junto con el docente Enrique Garcés Olsen, todos ellos de la EPET 4 de Junín de los Andes.

La OEA reconoce a los estudiantes y sus maestros/mentores de las Américas por su contribución al desarrollo integral de la región en la fase inicial de sus carreras académicas y profesionales. En la Feria Intel-ISEF, el proyecto quedó segundo entre seis ganadores en la categoría energía física.

La ministra de Gobierno, Educación y Justicia, Zulma Reina, resaltó el logro obtenido por los jóvenes neuquinos junto a su docente. “Estas son noticias excelentes que tenemos que resaltar para que las conozcan sus pares. Estos chicos son modelos a seguir, espejos en los cuales mirarnos para seguir trabajando desde la educación pública en el desarrollo de innovaciones, trabajando con creatividad y esfuerzo”, destacó.

Los alumnos realizaron este proyecto durante su horario escolar con la guía y el apoyo de los profesores de su institución y contaron con el acompañamiento de la provincia para participar en todas las instancias en las que concursaron.

El proyecto ganador

El equipo neuquino ganó por el trabajo titulado «Microturbina Tipo Turbo de Eje Vertical» que apunta al uso de energías renovables. Ganó la Feria Provincial Ciencias de Neuquén, y luego fue destacado en la Feria Nacional organizada en Tecnópolis en 2014.
El proyecto consiste en la creación de una turbina que sirve para abastecer de energía eléctrica a los pobladores rurales en lugares de difícil acceso para brindar el servicio. La energía eléctrica se obtiene de manera limpia aprovechando saltos de agua de las zonas montañosas de la zona de Junín de los Andes. Para su construcción se utilizaron y optimizaron motores rearmados y materiales reciclados obtenidos en el mercado local.
Según detallaron desde la organización, el destaque obtenido y las características singulares del trabajo implicó que además fuera convocado por el ministerio de Educación para representar al país en la Feria Internacional de Ciencias Intel-ISEF 2015, una de las más prestigiosas del mundo por la cantidad de trabajos presentados y su diversidad, con más de 150 países participantes, así como por la calidad de los mismos.
De los millares de trabajos que integraron este año esa feria internacional, 1100 fueron del continente americano, de los cuales los evaluadores especialistas de la OEA seleccionaron 50 para, finalmente, escoger los 6 mejores. Uno de ellos es el argentino.
Este importante reconocimiento de la OEA se realiza a través de su Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral y de su Departamento para el Desarrollo Humano, Educación y Empleo, Departamento de Desarrollo Sostenible y Departamento de Desarrollo Económico y Social.
Esta distinción internacional tiene la intención de identificar y hacer visible cómo los talentos jóvenes de nuestros países ya están teniendo un impacto en el desarrollo de ideas que ayuden a solucionar los problemas de de desarrollo de la región.

Alumnos de Junín de los Andes ganan premio de la OEA
Etiquetado en:        

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *